Ideas

Espacio del problema y espacio de la solución

¿Qué es?

Todo proyecto de diseño empieza con un problema que nuestro producto o servicio pretende resolver. El espacio del problema y de la solución es un marco teórico de resolución de problemas que permite definir un problema para poder darle respuesta.

Modelo

Al inicio del proceso de diseño, se suele tener un problema de diseño que es poco preciso y demasiado amplio para poder ser resuelto.

El espacio del problema hace referencia a todo aquello que ocurre antes de empezar a diseñar y que conlleva explorar la problemática que ha motivado el proceso de diseño y, por lo tanto, comprender qué es lo que nuestro producto o servicio debe resolver. Aunque es imposible conocer el espacio del problema en su totalidad, en esta etapa tratamos de comprender las necesidades de negocio, los requisitos de usuario y el contexto de uso, para identificar qué problemas debemos resolver y qué se debe tener en cuenta a la hora de crear o rediseñar un producto o servicio para que este sea exitoso. Cabe destacar que durante la exploración del espacio del problema no se trabaja en el diseño o creación de ninguna solución. Aunque no existe una frontera clara entre el espacio del problema y el de la solución, el espacio del problema se corresponde, principalmente dentro del proceso de diseño, con las etapas de investigación y definición.

En contraposición, el espacio de la solución engloba todas las actividades orientadas a analizar las posibles soluciones a un problema y encontrar la que mejor se ajusta al problema definido. Así pues, se relaciona con las etapas de diseño y lanzamiento, ya que consiste en descubrir cómo es lo que debemos construir. Cualquier producto o servicio que podamos encontrar en el mercado existe en el espacio de la solución; de la misma manera, cualquier ejercicio de ideación o representación de la solución, independientemente de su grado de detalle, también pertenece al espacio de la solución, como por ejemplo, los prototipos, los sketchs o los diseños conceptuales. Por este motivo, a veces se dice que el espacio de la solución es la cara visible del proceso de diseño.

Esquema del modelo double diamond representando las cuatro etapas del proceso de diseño. Muestra la divergencia y convergencia de ideas que ocurre dos veces a lo largo del proceso de diseño: durante la exploración del espacio del problema y durante el espacio de la solución.
Gráfico adaptado de: https://www.designcouncil.org.uk/news-opinion/design-process-what-double-diamond.

Implicaciones en el diseño centrado en las personas

En un proceso de diseño centrado en las personas (en inglés, User Centered Design, UCD), habitualmente se empieza explorando el espacio del problema antes de saltar al espacio de la solución. Esto suele resultar difícil, ya que en cuanto sabemos de la existencia de un problema tendemos a pensar de inmediato en cómo solucionarlo. Los riesgos de no explorar el espacio del problema o de saltar demasiado rápido a la solución son:

  • Incorporar sesgos y asunciones en la solución.
  • Diseñar soluciones que no responden a ningún problema del usuario.

Asimismo, es importante no contaminar el espacio del problema con la solución. Cuando se tiene una posible solución en mente, es fácil que se caiga en un sesgo de confirmación mientras se realiza la investigación. Debemos aprender a reconocer estos sesgos cuando se produzcan y, en la medida de lo posible, mantener ambos espacios separados.

El espacio del problema y de la solución es también una filosofía de trabajo y es la base del diseño iterativo.

El espacio del problema no se define de una sola vez, sino que se refina a medida que aprendemos sobre el problema de diseño. De hecho, lo aprendido durante la fase de exploración del problema nos puede llevar a tener que cambiar el problema que hay que resolver o a tener que redefinirlo. Del mismo modo, la evaluación del diseño con usuarios en el espacio de la solución puede proporcionar información que enriquezca el espacio del problema.

Por su parte, las soluciones que se crean en el espacio de la solución también evolucionan al comprobar si resuelven de forma efectiva el problema definido mediante los requisitos de usuario y negocio identificados durante la exploración del espacio del problema. Asimismo, se puede iterar desde el mismo espacio de la solución con lo aprendido durante la evaluación del diseño.

Existen algunos contextos de diseño, especialmente los relacionados con startups, que por limitaciones de tiempo y dinero no pueden permitirse explorar el espacio del problema en profundidad. En estos casos innovan desde el espacio de la solución: pasan rápidamente por el espacio del problema y se concentran en crear soluciones a partir de hipótesis evaluadas por usuarios. Mediante múltiples iteraciones rápidas entre el espacio del problema y la solución, el feedback de los usuarios permite aprender de forma incremental y depurar la solución.

¿Cómo delimitar el espacio del problema y la solución?

  1. Con investigación: aprendiendo sobre los requisitos de usuario y de negocio gracias a los métodos de investigación y evaluación, que permiten comprender mejor quiénes son los usuarios, cuáles son sus necesidades y qué problema es prioritario abordar primero.
  1. Con la precisión del problema que hay que resolver: sintetizando lo que se sabe sobre la problemática y los usuarios mediante un una definición clara y concreta del problema (problem statement) que permita pensar en soluciones. Existen fórmulas para redactar problem statements y compartirlos para trabajar en equipo.
  1. Con ideación: partiendo de la definición del problema, diseñar soluciones que tengan en cuenta los requisitos identificados.
  1. Con evaluación: poniendo a prueba los diseños para comprobar si efectivamente cumplen con los requisitos de usuario.
  1. Con iteración: aplicando los aprendizajes previos a cada nuevo ciclo de diseño para ir acotando el espacio del problema y la solución de forma incremental.

Referencias

Olsen, D. (2015). «Problem space versus solution space». The lean product playbook: How to innovate with minimum viable products and rapid feedback. New Jersey: USA, John Wiley & Sons, Inc.

Referencias complementarias

Interaction Design Foundation. «Product Thinking is Problem Solving». [Fecha de consulta: 30 de marzo de 2019].

https://www.interaction-design.org/literature/article/product-thinking-is-problem-solving