Antes de comenzar

La técnica de modelado conocida como escenarios se inscribe en las primeras fases de desarrollo de un producto (investigación y definición). Los datos extraídos de la investigación sirven para llevar a cabo el método personas y, en base a los arquetipos de usuarios identificados con este, se elaboran los escenarios.

Lene Nielsen afirma que el método personas adquiere valor en el momento en que los arquetipos identificados aparecen en un escenario y utilizan el producto. En este sentido, crear un escenario consiste en describir una situación, de manera narrativa y secuencial, explicando cómo interactúa un usuario con el producto para alcanzar un objetivo concreto o para llevar a cabo una tarea determinada. Los escenarios incluyen detalles de esta experiencia de uso y se elaboran siempre desde el punto de vista del usuario (a partir de sus características, necesidades y motivaciones).

Es importante diferenciar los escenarios de los casos de uso. Los casos de uso incluyen una descripción pormenorizada de las funcionalidades del producto o servicio donde se destaca cómo reacciona el sistema frente a las acciones de los usuarios. Los escenarios, en cambio, describen la interacción desde la perspectiva del usuario con el objetivo de detectar qué funcionalidades debe incluir para satisfacer sus necesidades.

Por tanto, el método escenarios permite responder a la pregunta «¿Qué?»: ¿qué debe hacer el producto y qué funcionalidades debe incluir para satisfacer los objetivos de las personas que lo van a usar? Además, esta técnica también hace que sea posible:

  • Mantener siempre al usuario en el centro del proceso de diseño.
  • Explorar el contexto de uso del producto.
  • Formalizar y compartir expectativas e ideas.

Preparación

El material necesario para crear los escenarios es:

  • En primer lugar, los datos extraídos de la investigación de contexto llevada a cabo.
  • Por otro lado, las fichas de personas, que describen diferentes aspectos de los perfiles de usuarios identificados: objetivos, necesidades, expectativas, background, experiencia, etc.

Desarrollo / ejecución

Crear un escenario supone dar vida a los arquetipos identificados en el método personas haciendo que utilicen el sistema para analizar la interacción y extraer los requisitos del producto. Esto se consigue elaborando una historia que refleja una situación de uso y que, como toda historia, debe contener los siguientes elementos narrativos:

  • Planteamiento: la historia comienza planteando la acción. Se describe el objetivo que quiere alcanzar el usuario utilizando el producto, que incluye información de contexto y todos aquellos datos del perfil que puedan influir en la acción (conocimientos previos, nivel de uso, problemas que tiene que superar, etc.).
  • Acción: una vez planteada la historia, es el momento de pasar a la acción y describir cómo se desarrolla la interacción del usuario con el producto. Es importante explicar con detalle las acciones que realiza para lograr su objetivo, los obstáculos que encuentra y también el feedback que va obteniendo por parte del producto con cada acción.
  • Desenlace: finalmente, hay que contar el desenlace de la historia explicando lo que consigue la persona llevando a cabo la interacción, así como las consecuencias que ese resultado tiene o genera para la persona.
  • Contexto: el contexto es un elemento transversal que recorre la historia de principio a fin. Es importante tener en cuenta todos los aspectos que pueden tener un impacto significativo en la interacción entre usuario y sistema: la situación en la que usa el producto, la hora, el lugar en el que se encuentra, etc.

Por último, antes de dar por finalizados los escenarios es importante iterar la propuesta para revisar si están claros los objetivos y motivaciones del usuario, si se entiende cada detalle de la acción que lleva a cabo, si el contexto está bien definido, etc.

Análisis / Resultados

Los escenarios permiten:

  • Conocer mejor a los usuarios explorando su contexto de uso, empatizar con su perspectiva y saber cómo utilizarán el producto.
  • Recoger insights que contribuyan a identificar los requisitos del producto.
  • Diseñar una solución que cumpla con las expectativas de los usuarios. Tal y como afirma Lene Nielsen, la dimensión creativa de los escenarios favorece la generación de ideas de diseño.

Además, los escenarios favorecen la comunicación entre los diferentes miembros del equipo y fomentan la alineación en la visión de los equipos sobre el producto.

No obstante, no hay que perder de vista que los escenarios pueden crear la falsa impresión de que todas las situaciones han sido consideradas (Lene Nielsen). Además, no son un material estático, sino que es necesario iterarlos ante cambios en cualquiera de las variables involucradas en el diseño: el conocimiento que tenemos de los usuarios, los objetivos del negocio, el contexto general, etc.

Referencias

Carroll, J. M. (1995). Scenario-based design: envisioning work and technology in system development.

Cooper, A.; Reimann, R.; Cronin, D.; Noessel, C. (2014). About face: the essentials of interaction design. John Wiley & Sons.

Hanington, B.; Martin, B. (2012). Universal methods of design: 100 ways to research complex problems, develop innovative ideas, and design effective solutions. Rockport Publishers.

Patton, J.; Economy, P. (2014). User story mapping: discover the whole story, build the right product. O’Reilly Media, Inc. 

Nielsen, L. Personas. https://bit.ly/1G2U0ta